¿Qué es una piel deshidratada?

Piel deshidratada: características y definición

La piel es el reflejo de la buena salud de nuestro cuerpo. La piel está viva, respira, bebe e intercambia información entre nuestro organismo y el medio ambiente.

La piel de un adulto está formada por un 70% de agua, distribuida de forma homogénea por las diferentes capas que la componen. Esta agua representa el 20 % de toda el agua contenida en el cuerpo.

La hidratación cutánea está regulada por dos fenómenos importantes:

el fenómeno de difusión del agua, formado por el flujo transepidérmico (tránsito del agua desde la sangre hasta la superficie de la piel ) y de la pérdida insensible de agua (PIA, evaporación constante e imperceptible del agua en la capa externa de la piel ).
el mecanismo de retención de agua. En la dermis, este mecanismo está garantizado por la captación y la reserva de agua mediante polímeros grandes, los glicosaminoglicanos (GAG). En la epidermis, la retención de agua está garantizada por la barrera de protección compuesta por lípidos polares que regulan la PIA.
Estos dos grandes mecanismos fisiológicos dependen del metabolismo de las células y de su capacidad de síntesis: los fibroblastos, en la dermis, producen los GAG, y los queratinocitos, en la epidermis, producen los lípidos polares.

El motor energético de estos mecanismos es la respiración celular, que rige el mecanismo natural de hidratación de la piel :

  • Favoreciendo la síntesis de los GAG que captan el agua y constituyen la reserva de agua en la piel , la respiración natural es fuente de hidratación natural de la piel .
  • Estimulando la síntesis de los lípidos polares que forman la barrera de protección de la piel , la respiración celular permite luchar contra la deshidratación.

Sin embargo, la vida cotidiana altera incesantemente la actividad de las células de la piel : la respiración celular responsable del mecanismo natural de hidratación de la piel se debilita.

La piel, deshidratada, se vuelve oscura, sin brillo y es más sensible a las marcas del tiempo.

¡La deshidratación no es una fatalidad!

No esperes a que se agote la reserva de agua de tu piel… Existen hoy en día productos eficaces que permiten actuar en los orígenes del mecanismo natural de hidratación de la piel para renovarla y garantizar así un contenido óptimo de agua en tu piel.

Elige tu complemento alimenticio para luchar contra la piel deshidratada

¿Cómo elijo la duración que más me convenga?

- 1 mes: completa un tratamiento intenso de 1 mes o después de 3 meses;
- 1 mes intenso: perfecto para comenzar una nueva rutina de belleza;
- 3 meses: ya no te preocupas por nada, comienzas con 1 mes intenso y 2 meses para completar

¿Cómo elijo la duración que más me convenga?

- 1 mes: completa un tratamiento intenso de 1 mes o después de 3 meses;
- 1 mes intenso: perfecto para comenzar una nueva rutina de belleza;
- 3 meses: ya no te preocupas por nada, comienzas con 1 mes intenso y 2 meses para completar