¿Qué es una piel seca?

Definición de piel seca

La piel es un órgano complejo que protege al organismo del estrés medioambiental. La epidermis, capa superficial de la piel , juega un papel fundamental de protección, de nutrición y de intercambios (respiración y eliminación).

Sus funciones vitales dependen de la correcta actividad de los queratinocitos, células de la epidermis, y de la buena calidad del cemento intercelular, una especie de escudo que une las células entre ellas a la superficie.

La piel seca y desnutrida, ya sea asociada a un tipo de piel o debida a la edad, es consecuencia de una carencia de ciertos lípidos, los ácidos grasos esenciales (AGE), componentes vitales de las células y del cemento intercelular. Esta falta de AGE puede provocar:

  • La desorganización de las membranas celulares, que resulta en una reducción de la actividad de los queratinocitos. La alteración de los intercambios entre las células: la piel pierde su capacidad para renovarse y utilizar los nutrientes. La epidermis se vuelve entonces más fina y menos brillante.
  • La reducción de la calidad del cemento intercelular provocada por la disminución de la actividad de los queratinocitos. El cemento intercelular pierde su eficacia como barrera cutánea y ya no garantiza su función protectora, lo que ocasiona fugas de agua y de nutrientes hacia el exterior. La piel se desnutre y se deshidrata, pierde su elasticidad y se vuelve seca y áspera.

Para combatir la desnutrición de forma eficaz, es fundamental, por una parte, nutrir la piel intensamente restableciendo y reforzando la función de la barrera cutánea mediante la restauración del cemento intercelular. Por otra parte, es necesario regenerar las células restaurando las membranas celulares. Una vez revitalizadas, las células recuperan su estructura funcional y una actividad óptima y se restauran y optimizan por completo los intercambios.


La piel, nutrida y regenerada, recupera su confort, su elasticidad, su suavidad y su brillo.

Elige tu complemento alimenticio para luchar contra la piel seca

¿Cómo elijo la duración que más me convenga?

- 1 mes: completa un tratamiento intenso de 1 mes o después de 3 meses;
- 1 mes intenso: perfecto para comenzar una nueva rutina de belleza;
- 3 meses: ya no te preocupas por nada, comienzas con 1 mes intenso y 2 meses para completar

¿Cómo elijo la duración que más me convenga?

- 1 mes: completa un tratamiento intenso de 1 mes o después de 3 meses;
- 1 mes intenso: perfecto para comenzar una nueva rutina de belleza;
- 3 meses: ya no te preocupas por nada, comienzas con 1 mes intenso y 2 meses para completar