Las vitaminas: ¿cuáles podemos consumir a través de los complementos alimenticios?

Complementos alimenticios con vitaminas

En teoría, una alimentación variada y equilibrada bastaría para cubrir las necesidades de vitaminas y minerales que tiene el organismo. Numerosas investigaciones han demostrado que la alimentación no es suficiente para cubrir todas las necesidades diarias. Estos estudios precisan que más del 40 % de la población adulta es susceptible de presentar deficiencias de vitaminas y minerales. Algunas necesidades específicas de la vida (menopausia, deportistas, personas mayores, adolescencia, régimen específico…) necesitan aportes nutricionales adaptados. Síntomas como el cansancio, el nerviosismo, la caída del cabello o una tez sin brillo son a menudo consecuencia de una carencia vitamínica.

A excepción de la vitamina D y de la vitamina K, el organismo es incapaz de sintetizar las vitaminas. Deben ser aportadas a través de la alimentación. Son especialmente fundamentales para mantener el sistema inmunitario y metabólico. Existen 13 vitaminas esenciales para el buen funcionamiento del cuerpo y cada una de estas tiene funciones y propiedades diferentes.

Beneficios de la vitamina B12 para la salud

La vitamina B12 (cobalaminas) contribuye a optimizar el funcionamiento del sistema nervioso y refuerza funciones psicológicas como la memoria. Se obtiene básicamente de las proteínas animales. Los grupos con riesgo de carencia de esta vitamina son los vegetarianos, los veganos y las personas mayores, debido a la disminución de sus capacidades de absorción.

Por otra parte, una carencia en vitamina B12 provoca:

  • una forma de anemia;
  • trastornos de la memoria;
  • gran irritabilidad;
  • sensaciones de hormigueo.

Beneficios de la vitamina D para la salud

La vitamina D3, o colecalciferol, es une forma biodisponible oral de la vitamina D que produce la piel en particular durante la exposición solar. Es sobre todo conocida por intervenir en la fijación del calcio y por ayudar a fortalecer los huesos, las articulaciones y la tonicidad muscular. La otra función importante de la vitamina D es su implicación en la inmunidad y la activación del sistema inmunitario. Es de sobra conocido que las poblaciones occidentales sufren una carencia de vitamina D. Aportar vitamina D mediante complementos alimenticios permite conservar el bienestar del organismo.

Beneficios de las vitaminas C y E para la belleza de la piel

La vitamina E es un antioxidante. Es un compuesto de las membranas celulares que actúa en colaboración con los sistemas de defensa antioxidantes: coenzima Q10 y vitamina C. Su principal función es proteger la estructura de las células del estrés oxidativo. El envejecimiento está acompañado por la degradación del colágeno, en parte debida a la actividad más intensa de una enzima: la colagenasa. La vitamina E tendría una acción inhibidora sobre dicha degradación.

El ácido ascórbico o vitamina C interviene en importantes funciones del organismo: defensa contra las infecciones virales y bacterianas, protección de la pared de los vasos sanguíneos, asimilación del hierro, acción antioxidante (captura de los radicales libres).

Por otra parte, debido a su función protectora de ciertas enzimas de la familia de las hidrolasas, la vitamina C interviene en la síntesis del colágeno, proteína indispensable para la construcción y la restauración de tejidos como, por ejemplo, la piel . Por su función antioxidante, la vitamina C contribuirá también a proteger las células de la piel de los daños oxidativos causados por los factores medioambientales. Según un análisis exhaustivo sobre la alimentación de 4.025 mujeres, un consumo insuficiente de vitamina C está relacionado con una mayor posibilidad de que aparezcan arrugas y sequedad cutánea. Gracias a las múltiples propiedades de la vitamina C, tomarla en complemento alimenticio es imprescindible para conseguir una piel brillante y una tez irreprochable.

¿Qué complemento alimenticio con vitaminas debes elegir?

Las vitaminas presentes en los productos GliSODin forman parte de un conjunto de activos formulado para responder a los problemas de las pieles sensibles. Cada fórmula ha sido cuidadosamente creada y su eficacia probada clínicamente para aportar un beneficio a tu piel.

Elije tu complemento alimenticio con vitaminas

¿Cómo elijo la duración que más me convenga?

- 1 mes: completa un tratamiento intenso de 1 mes o después de 3 meses;
- 1 mes intenso: perfecto para comenzar una nueva rutina de belleza;
- 3 meses: ya no te preocupas por nada, comienzas con 1 mes intenso y 2 meses para completar

¿Cómo elijo la duración que más me convenga?

- 1 mes: completa un tratamiento intenso de 1 mes o después de 3 meses;
- 1 mes intenso: perfecto para comenzar una nueva rutina de belleza;
- 3 meses: ya no te preocupas por nada, comienzas con 1 mes intenso y 2 meses para completar